Las fundas para endoscopios flexibles de un solo uso están siempre listas para usar, tienen una larga fecha de caducidad y se adaptan a muchas marcas diferentes de ORL endoscopios flexibles. Pero, ¿es la mejor solución para el reprocesamiento de endoscopios flexibles?

Desde el punto de vista del control de las infecciones, la cubierta de un endoscopio nunca sustituye a un proceso de desinfección de alto nivel. Un pequeño agujero o una pequeña rotura en la cubierta, aunque no sea visible para el ojo, siempre es un riesgo de contaminación cruzada.

Otro punto débil de la cubierta del endoscopio es el mango flexible del endoscopio: es la parte más "sucia" del endoscopio. ¿Por qué? Porque es increíblemente complicado de desinfectar, ya que el mango tiene una superficie difícil de limpiar. Piense en esto: si durante un procedimiento, usted cambia accidentalmente de mano o el mango del endoscopio entra en contacto con otros instrumentos, existe el riesgo de contaminación cruzada. Por supuesto, es posible limpiar el mango con alcohol o con una solución enzimática, pero esto sirve de compromiso y no garantiza que el endoscopio flexible esté limpio de infecciones.

 

 

 

 

 

 

 

Desde el punto de vista del médico, la cubierta del endoscopio flexible es una solución rápida y cómoda. Sin embargo, hay algunos puntos importantes:

  1. La tapa aumenta el diámetro del tubo de inserción: esto puede ser incómodo y doloroso para el paciente.
  2. Reduce el grado de angulación: lo que hace menos cómodo el examen para el médico.
  3. Al principio del examen aparece una imagen "borrosa" que a veces reduce la nitidez de la imagen.
  4. Cuando se trabaja con varios tipos de endoscopios flexibles, por ejemplo un nasofaringoscopio, puede resultar confuso elegir la funda adecuada. Puede ocurrir que en un examen haya elegido por error la funda del modelo equivocado. Entonces tendrá que abrir una nueva funda porque la primera está demasiado apretada, demasiado suelta o simplemente no encaja, lo que supone un costoso desperdicio.
  5. Si aún así decide utilizar una cubierta demasiado ajustada, podría resultar difícil retirar la cubierta. Esto suele acabar con daños costosos en el endoscopio.

En cuanto a los costes: la funda es una de las soluciones más caras para el tratamiento de los endoscopios flexibles de ORL, y resulta aún más cara debido a los errores humanos. Piénselo: si abre la cubierta equivocada por error (y tiene que abrir otra) o el endoscopio flexible se daña al retirar la cubierta. Su coste por cada ciclo será significativamente mayor.

La única ventaja de la cubierta del endoscopio flexible es proteger y proporcionar un tubo de inserción estéril para el paciente (pero no al endoscopio completo).

En casos urgentes u ocasiones especiales que requieran un endoscopio estéril, los endoscopios de un solo uso son siempre la mejor solución.

Deja una respuesta

¿Busca un producto?
Este sitio utiliza cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Al navegar por este sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies.